CCOO considera antidemocrática y una cacicada imponer el código ético a las empleadas y empleados públicos

    El sindicato exige una aclaración respecto al anuncio sobre la imposición del código ético del personal directivo a toda su plantilla.

    El Área Pública de CCOO ha calificado de antidemocrático y cacicada la intención anunciada ayer por el Consejero Erkoreka de imponer a todo el personal público de la Comunidad Autónoma Vasca el mismo código ético que al personal directivo de la Administración.

    17/09/2018.

    De cumplirse con la recomendación del Comité Ético, el Gobierno Vasco rompe el principio de independencia del personal público, obligándole a no poder discrepar de las decisiones, medidas y actuaciones dictadas por el Ejecutivo. Hay que recordar que la especial protección del personal público, pretende, precisamente, dotarle de independencia respecto a los diferentes gobiernos.

    De cumplirse, resultaría aún más grave, hacerlo una vez finalizada la participación sindical en la elaboración de la Ley de Empleo Público Vasco, impidiendo así mostrar nuestro total rechazo a la medida.

    Esta, es una prueba más de cómo el Gobierno Vasco desprecia la intervención sindical, aunque sea necesaria. Así ha sucedido esta semana, cuando el Gobierno Vasco ha lanzado a los medios antes que a la Mesa General de Función Pública su propuesta de subida salarial entre otras.

    CCOO no descarta ninguna actuación si se impide la libre expresión del personal público.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.