Las huelgas convocadas por los sindicatos ELA, STEILAS, CCOO, LAB y UGT para el mes de marzo han tenido un amplio seguimiento

  • Las patronales y el departamento de educación tienen la responsabilidad, la llave y la posibilidad de solucionar el conflicto respondiendo con seriedad a las demandas de las trabajadoras y trabajadores

La de hoy es la 21 jornada de huelga en el sector en los dos últimos cursos, la 18 en éste y la cuarta de esta semana, y al igual que en anteriores ocasiones ha tenido un amplio apoyo por parte de las/os trabajadoras/es. Una vez más hemos sido miles las trabajadoras y trabajadores que hoy nos hemos manifestado en Donosti, clara muestra del descontento generalizado que se vive en estos centros como consecuencia de la precarización de las condiciones de trabajo. Las/os trabajadoras/es del sector llevamos 10 años sin renovar nuestro convenio, 10 años de congelación salarial, con un incremento progresivo de las cargas de trabajo, y con una previsión para los próximos años de pérdida de puestos de trabajo por el descenso de la tasa de natalidad. Ciertos colectivos (especialistas de apoyo educativo y trabajadores/as de primer ciclo de educación infantil), que resultan ser los más feminizados, tienen unas condiciones laborales especialmente precarias. Está pendiente la homologación del profesorado de 1º y 2º de la ESO, así como una mayor regulación de la Formación Profesional.

20/03/2019.

Contra lo manifestado por algunas familias estos últimos días, los objetivos de la huelga son claros y conocidos, y no esconden ningun interés por acabar con la red concertada ni ningún otro interés oculto. Se trata de revertir los recortes habidos en las condiciones de trabajo y de mejorarlas; desde la convicción de que esas mejoras repercutirán también en la calidad de la educación que recibe nuestro alumnado. Nuestras demandas son justas y muy básicas y los sindicatos siempre hemos estado totalmente abiertos a la negociación y dispuestos a profundizar en contenidos; así se lo hemos trasladado una vez más tanto a la patronal como al Dto. de educación en las reuniones mantenidas tras las huelgas del mes de enero. La patronal conoce los puntos de acuerdo, y el Dpto. de educación no puede seguir mirando hacia otro lado. Además de ser justas, las demandas de las/os trabajadoras/es recogidas en la plataforma conjunta acordada por todos los sindicatos son muy básicas, y la responsabilidad, la llave y la posibilidad de solucionar el conflicto respondiendo de manera adecuada a estas peticiones la tienen las patronales y el Gobierno Vasco. Así, aunque los sindicatos no descartamos ningún procedimiento que posibilite la resolución del conflicto respondiendo a las demandas de las trabajadoras/es, tenemos claro que en este camino tanto la implicación y la participación activa del departamento de educación como una voluntad de negociación real de la patronal serán preceptivas. Por ello, los sindicatos ELA, STEILAS, CCOO, LAB y UGT solicitamos a las patronales y al Gobierno Vasco que asuma cada cual su responsabilidad, y que tomen las medidas oportunas de cara a la solución del conflicto, atendiendo debidamente las demandas planteadas y haciendo planteamientos que faciliten la consecución de acuerdos. Finalmente, felicitamos a las/os trabajadoras/es del sector por la firmeza, fuerza y convicción mostrada una vez más. Es enorgullecedor contar con trabajadoras y trabajadores en nuestros centros que apuesten por luchar ante la precarización de condiciones laborales que repercuten directamente en la calidad de la educación de estos centros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.