CCOO Irakaskuntza responde a Uriarte: “la unidad sindical en la concertada está sólida y no tenemos intereses comunes ocultos para favorecer a un sector en perjuicio de otro”

    CCOO Irakaskuntza ha salido al paso de las declaraciones que hablan de una posible desunión sindical en el conflicto de la enseñanza concertada y de, en palabras de la consejera Cristina Uriarte, unos supuestos intereses de fomentar el modelo público frente al privado.

    Según CCOO no son los sindicatos los que tienen intenciones ocultas, sino más bien son las patronales, cuya pretensión última, pasa por conseguir una mayor financiación pública por parte del Departamento para solucionar el conflicto, quienes parecen sentirse cada vez más cómodas en él.

     

    29/03/2019.

    La consejera puede reflexionar, quizá, sobre la “curiosa” unidad sindical que existe en este sector, rara avis en nuestro territorio. ¿Es una unidad política? ¿Es una unidad de estrategia sindical? No, para Comisiones Obreras esta unidad está sólida y únicamente sostenida por unas reivindicaciones tan legítimas que, superando toda otra discrepancia, convierten en única la voz de la parte social. Aseguran que ni las reivindicaciones son excesivas, ni existen intereses comunes ocultos para favorecer a un sector en perjuicio de otro. Aseguran estar muy preocupados por los alumnos y alumnas, preocupados y preocupadas por cómo se está desarrollando el curso ante todas estas dificultades, pero como siempre ha hecho el sindicato, CCOO seguirá poniendo todo el esfuerzo y la profesionalidad en garantizar la máxima calidad en la educación que los y las docentes ofrecen, y eso pasa necesariamente por conseguir unas condiciones de trabajo dignas para todos los y las profesionales de este sector en el que Kristau Eskola y AICE, desde hace muchos meses, no dejan más camino que el de la movilización. Para CCOO Irakaskuntza el fin último no puede ser otro que lograr un acuerdo, y para eso hay que utilizar todas las vías disponibles, incluido, por supuesto, el camino de la mediación.

    Desde el sindicato recuerdan que la verdadera realidad es que la demanda de no ligar salarios a financiación es la clave que obstaculiza el acuerdo en este sector, y la tozuda realidad también es que Kristau Eskola en diez largos años ha intentado por todos los medios, con todas las fórmulas posibles, acabar con la clave de la negociación colectiva, aun a sabiendas de que ello imposibilita el acuerdo con los sindicatos, porque ataca los cimientos de su propia existencia, como ya reconociera el Tribunal Supremo en sentencia, que reconoció el derecho de los trabajadores y las trabajadoras a decidir su salario y el resto de sus condiciones laborales a través de la negociación colectiva.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.