Origen y causa última de un conflicto en los centros de Kristau Eskola y AICE que no termina

    La próxima semana todos y todas las profesionales de la educación concertada de centros de Iniciativa Social de Euskadi estaremos en el ojo del huracán. Que si somos unos irresponsables, que si nuestras reivindicaciones son imposibles de conseguir, que si solo estamos en conflicto por el dinero; y sobre todo y ante todo, que hemos abandonado a su suerte al alumnado, sobre todo a aquél que va a enfrentarse, en unas pretendidas inferioridad de condiciones, a los exámenes de selectividad. Pero la realidad es muy tozuda y todos y todas sabemos que no es así.En septiembre se cumplirán 9 años de la pretensión de Kristau Eskola de ligar los salarios de los Centros de Iniciativa Social de Euskadi a la financiación pública, origen y causa fundamental del conflicto que no acaba en este sector.  

    03/05/2019.

    Han sido nueve años en los que la patronal Kristau Eskola ha intentado, una y otra vez, todo lo posible para no pagar las tablas de un convenio, el de 2009, origen y ligar salarios a financiación pública, fin último de todo este conflicto laboral. En 2010, y ante los recortes por la crisis, Kristau Eskola, incapaz de negociar un arreglo con los sindicatos, intentó no pagar lo que debía, incumpliendo el convenio directamente. Tuvo que rectificar por sentencia del Tribunal Supremo en 2012 y los sindicatos ayudamos pactando una devolución de lo no pagado en cómodos plazos sin intereses. En 2013, Kristau Eskola, volvió a intentar no pagar el convenio declarándolo decaído, aprovechando la Reforma Laboral de Rajoy. En esta ocasión, 5 días de huelga en y una muy previsible nueva sentencia del Supremo en contra, forzó en 2014 un acuerdo con los sindicatos, que permitieron, de nuevo, la devolución de lo no pagado en otros cómodos plazos. Tan cómodos que hay colegios que todavía deben dinero de sueldos de 2012. A cambio, los sindicatos exigimos que se reabriera la mesa de negociación.

    Pero no ha servido de mucho: se han llevado a cabo un total de 23 reuniones de mesa para no conseguir absolutamente ningún resultado de ninguna de ellas. El esfuerzo de la parte social por conseguir que la negociación avanzara paso a paso ha sido enorme, pero completamente inútil. En diez años Kristau Eskola sólo ha sido capaz de poner dos propuestas negociadoras encima de la mesa, incluyendo ambas una cláusula automática para ligar salarios a financiación pública. Una cláusula que acabaría con la capacidad de estos trabajadores y trabajadoras de decidir sobre sus condiciones de trabajo, una cláusula que existe en el resto de Comunidades Autónomas del Estado, una cláusula que las congregaciones, presentes también en esas Comunidades Autónomas del resto del Estado, exigen a Kristau Eskola también para Euskadi.

    Esta es la razón fundamental para no conseguir un acuerdo satisfactorio en este sector habida cuenta de la obcecación de Kristau Eskola y ahora también AICE en que aceptemos “la realidad” de la concertada en Euskadi. La correspondencia automática entre salarios y pago delegado supondría la completa renuncia a la Negociación Colectiva por parte de trabajadoras y trabajadores, y por eso en CCOO Irakaskuntza decimos NO, y animamos a todos y a todas a secundar los próximos dos días de huelga, 8 y 9 de mayo. Nos jugamos mucho.

    Nos jugamos TODO.

    Documentación asociada
    Documentación asociada

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.