Combatir los desequilibrios fortaleciendo la Escuela Pública Vasca

    En los últimos años las desigualdades sociales han ido en aumento. La pobreza ha crecido considerablemente y cada vez hay más familias que han visto afectada su situación socioeconómica. También va creciendo el número de familias de otros países y territorios que se han encontrado en la necesidad de venir a nuestra tierra. Cada vez es mayor la diversidad del alumnado en nuestras escuelas. Vivimos esa diversidad como un valor positivo, pero para gestionarlo adecuadamente nos parece imprescindible garantizar cierto equilibrio. Es evidente que en muchas ciudades, pueblos y barrios de la CAPV existe un desequilibrio notorio el cual, salvo en contadas excepciones, afecta especialmente a la escuela pública vasca y a la convivencia, la diversidad equilibrada, la inclusión, la igualdad y la euskaldunización.

    22/05/2019.
    Ehige 1

    Ehige 1

    El sistema educativo necesita medidas eficaces y los medios suficientes para hacer frente a estas diferencias de partida. Sin embargo, las decisiones del Gobierno Vasco van en sentido contrario. Su política educativa está construyendo un sistema de dos velocidades que perjudica gravemente a la escuela pública.

    En Gipuzkoa, de media, la escolarización de estudiantes de familias originarias del País Vasco y de familias de origen extranjero alcanza casi un 6 por ciento de diferencia entre la escuela pública y los centros privados concertados. A la hora de hablar de estos últimos, también hay diferencias significativas entre los centros que podríamos llamar de “Iniciativa Social” y las Ikastolas, que se acrecienta en Educación Infantil, siendo casi de un 8 por ciento. Eso si hacemos referencia a una media porque, en ciertos pueblos la diferencia es todavía mayor, llegando en algunos casos a los 32 puntos porcentuales.

    Diversos agentes, así como la Iniciativa Legislativa Popular apoyada por 17.000 ciudadanos y ciudadanas, hemos reclamado una y otra vez medidas concretas para evitar todo esto, pero el Gobierno Vasco todavía no ha hecho nada al respecto.

    En noviembre del 2018 se presentó una propuesta sobre la “Escolarización del alumnado de origen extranjero en el sistema escolar de la CAV. Diagnóstico y nuevas medidas de intervención”; lamentablemente las medidas recogidas en dicha propuesta no han tenido ningún efecto relevante a fin de buscar una solución a la situación.

    La Escuela Pública Vasca debe contribuir necesariamente a garantizar la convivencia, la inclusión, la equidad y la euskaldunización, y aún en esta difícil situación, es ella principalmente la que está desarrollando ese trabajo desde el preciso instante en que surgió la problemática, y de hecho lo sigue haciendo con un gran esfuerzo añadido.

    En cuanto a la euskaldunización, cabe destacar que 2 de cada 3 alumnos/as del modelo D están matriculados en la escuela pública, por lo que la Escuela Pública Vasca es la principal columna de la euskaldunización de la sociedad vasca.

    La Administración debe hacer políticas para garantizar la equidad, la convivencia, la inclusión y la euskaldunización haciendo un uso correcto de las medidas concretas de planificación y de los recursos públicos. En un contexto en el que se producen desequilibrios notables en base al origen familiar dentro de los centros de enseñanza, es imprescindible priorizar las plazas públicas para equilibrar la situación –y aún más teniendo en cuenta el descenso de la tasa de natalidad–.

    Sin embargo, en estos últimos años la acción del Gobierno Vasco va justo en sentido contrario. No ha adoptado ninguna medida eficaz para reducir los citados desequilibrios; al contrario, muchas veces ha tomado decisiones políticas que, en muchos casos, han facilitado el aumento de los mismos. Por si eso fuera poco, en algún caso, como el de Ordizia, las decisiones adoptadas han ido dirigidas a evitar que se tomaran medidas que hubieran favorecido la disminución de esas diferencias y lo que han hecho es aumentarlas, yendo así contra la legislación y la normativa de matriculación.

    Por todo ello, los aquí reunidos en el día de hoy, representantes de los centros de la Escuela Pública Vasca, grupos directivos, asociaciones de padres y madres de alumnos/as, sindicatos y diferentes agentes, comprometidos con el presente y el futuro de nuestro pueblo y el de la escuela pública, exigimos al Gobierno Vasco que tome las siguientes medidas con carácter urgente:

    1. Constituir en cada territorio una mesa de planificación formada por agentes del sistema educativo que evite las situaciones de segregación.

    2. Dar prioridad a las plazas de los centros públicos y condicionar el cumplimiento de las funciones sociales y la responsabilidad de planificación de las escuelas concertadas.

    3. Allá donde se haya producido una disminución en la tasa de nacimiento, priorizar las plazas de los centros públicos.

    4. Realizar una planificación escolar que equilibre la situación en aquellos pueblos en los que la segregación escolar sea notable.

    5. Reconocimiento a la Escuela Pública Vasca y que se tomen las medidas necesarias para ayudar a gestionar mejor la diversidad y la convivencia, de cara a paliar y encaminar de forma eficaz el problema del desequilibrio en nuestra escuelas y en nuestros pueblos y ciudades.

    Asimismo, pedimos a los mandatarios de nuestros territorios y localidades, a los agentes sociales y ciudadanos en general, que hagan cuanto esté en sus manos para garantizar la equidad y gestionar de forma eficaz la diversidad de nuestro pueblo, lo que redundará en una mejor inclusión y convivencia.

    Documentación asociada
    Documentación asociada

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.