La federación de enseñanza de CCOO presentó dos propuestas en el 8º Congreso Internacional de la Educación

    Durante su participación en el encuentro mundial, en el que se abordaron los desafíos presentes y futuros en el ámbito educativo, representantes de la Federación de Enseñanza de CCOO plantearon dos iniciativas, una en relación con la educación de las personas refugiadas y otra en cuanto al cambio climático, que fueron aprobadas en el plenario.

    07/08/2019.
    Representantes de FECCOO, miembros de la IE y participantes en el 8º Congreso de la IE en Bangkok.

    Representantes de FECCOO, miembros de la IE y participantes en el 8º Congreso de la IE en Bangkok.

    Representantes de la Federación de Enseñanza de CCOO hemos viajado a Bangkok del 21 al 26 de julio para participar en el 8º Congreso Mundial de la Internacional de la Educación (IE), la mayor federación mundial de sindicatos educativos, que representa a 32 millones de trabajadores y trabajadoras de la Educación en 170 países y territorios en la que hay afiliados más de 425 sindicatos.

    Durante el Congreso, al que han asistido más de 1.400 delegados y delegadas, José Ruiz, José Antonio Rodriguez y Cuqui Vera (estaba previsto que también asistiera la compañera Belén de la Rosa, pero finalmente no pudo) hemos participado activamente en los paneles y talleres previos al Congreso y a los realizados en sesiones paralelas, en los cuales hemos tenido la oportunidad de dar a conocer nuestras propuestas en el debate de las mesas redondas y resoluciones, que abordaron diversas temáticas tales como educación pública de calidad para todos, la democracia, los derechos humanos, el cambio climático, la privatización de la educación en todo el mundo, condiciones de empleo de calidad, renovación de los sindicatos de la educación, políticas LGTBI+, políticas de igualdad, tecnologías de la Comunicación, agenda 2030, liderazgo de los sindicatos, profesión docente, educación de la primera infancia, población indígena, educación de las personas refugiadas, ataques a los derechos sindicales, etc.

    FECCOO ha presentado dos propuestas, una sobre el cambio climático, “Defendemos la Educación, sostenemos el mundo”; y otra sobre “Educación de las personas refugiadas”, que fueron aprobadas en el plenario. También se adoptaron resoluciones para apoyar los objetivos de desarrollo social, la educación de calidad para la primera infancia, las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) y la educación para la ciudadanía global, y se debatieron otros aspectos relacionados con la mercantilización y la privatización de la educación.

    En una de las jornadas del congreso se realizó una celebración de los derechos humanos y la manifestación de la fuerza colectiva de la profesión docente. En un mensaje de vídeo a los delegados de la IE, la vicesecretaria general de Naciones Unidas, Amina Mohammed, saludó a las y los docentes, y confirmó su apoyo total tanto a ellos como a sus sindicatos. “Sabemos cuál es la base de una educación de calidad: docentes de calidad en primera línea que garanticen que la educación ocupe un primer plano”, declaró Mohammed, que fue clave para la materialización de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, incluidos los Objetivos de Desarrollo Sostenible. “Gracias por garantizar una educación de calidad”, concluyó.

    Otro de los ponentes invitados fue el Dr. Jordan Naidoo, director de la División de Apoyo y Coordinación para la Agenda Educación 2030 de la UNESCO, quien insistió en “Promover la profesión docente” y subrayó la importancia de contar con docentes cualificados para alcanzar el ODS 4, cuya finalidad es garantizar una educación equitativa e inclusiva de calidad y promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de la vida para todos. Sin embargo, los últimos resultados claves no son alentadores, e indican que “el mundo no está en camino de alcanzar este objetivo”, según Naidoo.

    “Si se mantienen las tendencias actuales, 220 millones de niños, niñas y jóvenes seguirán excluidos de la escuela en 2030 y uno de cada tres jóvenes no terminará la educación secundaria. A pesar de los progresos realizados, muchos países aún están lejos de lograr la igualdad de género... Se trata de una crisis educativa creada por la falta de compromiso y atención por parte de los responsables políticos para abordar la desigualdad y la cuestionable calidad de la educación”, declaró Naidoo.

    Educación y democracia

    En otra de las sesiones del Congreso intervino Guy Ryder, director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), quien felicitó a la Internacional de la Educación (IE) por sus logros al garantizar un objetivo de desarrollo sostenible centrado en el acceso a la educación de calidad y por hacer presión en este sentido, y dijo que se rendía homenaje a la ética de la IE y de las organizaciones afiliadas. “La educación debe velar por la democracia, los ciudadanos del mundo y un objetivo común”, añadió Ryder, que también confirmó el compromiso de la OIT de trabajar con la IE a fin de garantizar que la educación se convierta en una de las preocupaciones centrales.

    Otro de los ponentes destacados fue Kailash Satyarthi, Premio Nobel de la Paz en 2014 por su labor contra el trabajo infantil y que ha apoyado a la IE y la lucha por el acceso a una educación de calidad durante décadas. Al referirse al tema del Congreso de la IE, “Los educadores y sus sindicatos asumen el liderazgo”, Satyarthi dijo que esta acción era oportuna y crucial, dados los actuales “tiempos oscuros” en los que los derechos de los niños, de los educadores, las democracias y el clima estaban en peligro debido a los conflictos y la codicia.

    Otra de las sesiones del Congreso se dedicó a premiar a sindicalistas que por defender la Educación y formar parte de un sindicato docente han sufrido cárcel y torturas. Es el caso de la compañera Jalila Al Salman, quien recibió el premio internacional Mary Hatwood Futrell de derechos humanos en reconocimiento a su lucha sindical en Bahréin tras haber sufrido agresiones y prisión por defender la educación de su país.

    Por último, el secretario general de la IE, David Edwards, en su Informe General, insistió a todos los delegados y delegadas en la necesidad de asumir el liderazgo en los próximos 4 años y hacer realidad las nuevas políticas de la IE en sus países de origen. El objetivo hasta el 9° Congreso Mundial de la IE es simple: cambiar el mundo. El camino que conduce a ello pasa por la promoción de la democracia, los derechos humanos y sindicales, la equidad y la justicia social, el progreso para la profesión y la afirmación del papel vital que desempeñan los educadores, y la garantía del derecho a una educación pública, gratuita y de calidad para todos y todas.

    Teniendo en cuenta que 2020 marca el inicio de la década final de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de las Naciones Unidas, David Edwards puso de relieve la desigualdad que todavía persistía en muchos lugares y afectaba a muchas comunidades y minorías, el menosprecio de los derechos humanos y la privatización desenfrenada que obstaculiza el acceso a la educación.

    Exigió a los gobiernos que asuman su responsabilidad y “gobiernen”, financien la educación y se aseguren de garantizarla para todos los estudiantes. “No podemos abordar el ataque a nuestro planeta, a los derechos humanos y la democracia, a la educación pública y gratuita de calidad y a nuestra profesión a menos que nos cuidemos los unos a los otros, que construyamos nuestra base y nos hagamos más fuertes. Tenemos que organizar, organizar y organizar. ¡Tenemos que luchar y vamos a hacerlo!”, concluyó.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.