El área pública de CCOO Euskadi tacha de infructuosa y negativa la legislatura vasca recién finalizada

    Las tres Federaciones que asisten y representan los intereses de las empleadas/os del Gobierno Vasco critican con dureza lo que consideran un nuevo periodo baldío gestionado por la Administración autonómica

    13/02/2020.

    Como ya han manifestado en otras ocasiones las Federaciones de, Servicios a la Ciudadanía, Irakaskuntza y Sanidad, los últimos cuatro años han dejado sin resolver los principales problemas que tenían –y seguirán teniendo- las y los trabajadores del Gobierno Vasco.

    Casi cuatro años después seguimos sin Ley de Empleo Público Vasco, una norma que ya en la anterior legislatura (2012-2016) se intentó -sin éxito- aprobar. En este periodo, el documento que el Gobierno llevó al Parlamento Vasco, sin el apoyo de ninguno de los cuatro sindicatos de la Mesa General de Función Pública, no ha superado el trámite de apoyo de ninguno de los grupos políticos, salvo el de los dos partidos en el Gobierno. Habrá que esperar, por tanto, que sea otro texto y -a poder ser, otras- las personas que lo redacten, más en sintonía con los deseos y esperanzas de los más de 70.000 trabajadoras y trabajadores del sector.

    El adelanto electoral impedirá, así mismo, la tramitación parlamentaria de la Ley de Cuerpos y Escalas. Las dos disposiciones adicionales incluidas, que permitirían mejorar las condiciones de acceso definitivo al personal interino trabajador con muchos años de actividad, seguirán, al menos durante unos meses, guardados en algún cajón de la sede parlamentaria.

    Por otra parte, la subida salarial que se ha aplicado al personal trabajador de la Administración Pública tampoco es ningún merito del Gobierno, -por mucho que así quiso dar a entender el Consejero Erkoreka a través de los medios de comunicación- dicha subida no es, ni más ni menos, que la aplicación del Acuerdo alcanzado en la Mesa General en el año 2018, firmado, entre otros sindicatos, por CCOO.

    Finalmente, el Área Pública insiste en que la nueva legislatura que se inicie tras los comicios autonómicos suponga la asunción por parte de la Administración de una nueva forma de articular metodológicamente el funcionamiento de la Mesa General de Función Pública, órgano de negociación para todos los asuntos que competen a sus trabajadoras y trabajadores. Tal cambio debe suponer que el Consejero de Gobernanza respete las mínimas bases de lo que es la Negociación Colectiva en la Mesa General y el respeto debido, a la Representación Sindical. Además, conllevaría por tanto,  el compromiso de negociación real en el espacio de la Mesa General y no la simple transmisión de propuestas del Gobierno, que se aprobarán sí o sí, a través de Decretazos. Negociar implica escuchar, ceder y enriquecer. Harían bien las/os nuevos representantes de la Administración que se sienten en esta Mesa en conjugar fielmente tales verbos.

    12 febrero 2020

    Área Pública CCOO Euskadi

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.