Se necesita una inversión superior a 343 millones € en educación si el Departamento desea un curso adaptado a la nueva “normalidad”.

  • CCOO Irakaskuntza presenta sus propuestas para el curso escolar 2020-2021

El sindicato ha enviado al Departamento de Educación un plan educativo centrado en poner en marcha un plan de inversión y otro de seguridad e higiene que garanticen la superación de la crisis postpandemia sufrida en la comunidad educativa vasca.

12/06/2020.
Inbertsioa

Inbertsioa

La incertidumbre a causa del COVID-19 ha generado dos realidades a las que el sistema educativo vasco debe atender: reforzarse adecuadamente para reducir las diferencias socioeducativas que el confinamiento ha provocado y prevenir ante un posible nuevo brote la continuidad de la formación educativa.

Esa atención a la nueva realidad, con grupos más reducidos, supondrá la creación de casi 2.400 nuevas unidades educativas. Aplicando las ratios actuales de las diversas etapas educativas, supondrá una contratación de plantilla de más de 7.600 docentes. Así mismo, la necesidad de atender, aunque sea temporalmente, de forma online, intentando evitar los problemas conocidos durante el confinamiento, el Departamento deberá desembolsar 6 millones€ más entre equipamiento nuevo y adaptación del actual. Por último, dedicar una partida a la formación del profesorado, muy disminuida en los últimos años, llevaría a una inversión en torno a los 22 millones.

Desde el punto de vista educativo, CCOO Irakaskuntza propone: asegurar que profesorado y personal socioeducativo dispongan de las mejores condiciones sociolaborales para realizar todos los procesos de enseñanza y aprendizaje; coordinar adecuadamente las distintas administraciones (autonómica, foral y local) a la hora de avanzar hacia una escuela inclusiva; regular el teletrabajo, disminuir las ratios del alumnado, crear equipos multidisciplinares, reducir significativamente los currículos escolares; mejorar la formación tecnológica de profesorado y alumnado, son algunas de las propuestas presentadas.

El proceso de adaptación de competencias y aprendizajes básicos, alterado por el impacto del coronavirus hace necesario también diseñar un programa de becas y ayudas al alumnado que disminuyan de forma significativa la brecha escolar, ya importante en determinados lugares y centros vascos educativos vascos.

Todas estas propuestas deben ser consensuadas con el Departamento de Educación, así como con el resto de administraciones dentro del diálogo social, para que la conciliación familiar y laboral no recaiga siempre en la Educación como soporte final de la misma.

CCOO Irakaskuntza confía en que, a diferencia de ofrecimientos anteriores, esta vez la Consejería considere la oportunidad de la propuesta sindical y participe de una negociación que redundará en beneficio de los intereses de toda la comunidad educativa vasca para iniciar un curso sin sobresaltos ni tensión añadida.

CCOO Irakaskuntza

12 junio 2020

Documentación asociada
Documentación asociada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.